Rosenvinge o la creadora que huyó del mainstream

por | Jun 1, 2021 | Entrevistas, Mujeres Creadoras, Música

Este viernes llega a los cines Karen. Aprovechamos la ocasión para charlar con su protagonista, Christina Rosenvinge, que retoma las lindes cinematográficas. En la pantalla veremos el «antibiopic» de la célebre autora de Memorias de África. Acostumbrados como estamos a que nos cuenten en el celuloide los momentos más épicos de los personajes, la realizadora María Pérez ha querido poner en valor que «las grandes decisiones se gestan en los momentos cotidianos y solitarios». En las salas veremos desde este viernes a una mujer arruinada que tiene que empezar de nuevo. Un cuento adulto que como tal tiene una moraleja clara: «Es necesario fracasar para encontrar tu verdadero destino». Todo ello sobre el eje temático de la amistad con su criado.

Un campamento de verano en Extremadura. El clima de cuento en el que todo es posible enlaza muy bien con el que el espectador se crea esta particular Kenya -en realidad Extremadura- en la que dos personajes hablan en castellano con total normalidad. A pesar de las infernales temperaturas, fue una experiencia muy gozosa para la intérprete que admite que «fue como un campamento de verano del que me costó salir para meterme en la actitud un tanto depresiva de la protagonista».

«Los cines han demostrado ser espacios seguros». Hace casi un año comenzaron a reabrir paulatinamente muchos teatros, cines, salas de conciertos y exposiciones. España ha sido capaz de implementar unos protocolos sanitarios que han hecho de la cultura un lugar seguro. De ahí que si no han vuelto algunos espectadores al cine puedan hacerlo con total tranquilidad para ver Karen: «Hay que ser responsables, pero está demostrado que en un lugar en el que estás con mascarilla en silencio como es un cine o un teatro las posibilidades de contagio son menores».

Marcada por la danza. La disciplina física que obtuvo en su juventud con la danza la ha ayudado mucho en su trabajo. Es más, para ella todo comienza con una tabla de calentamiento y estiramientos. Así: «Con esos músculos es con los que tocarás el piano, la guitarra, con los que cantas, incluso también con lo que interpretas». Al haber hecho danza ha adquirido una mejor relación con su cuerpo lo que la ha permitido «memorizar movimientos». Piensa que la danza debería estar metida en las escuelas ya que es educación para todo lo demás: «es memoria, es musicalidad, compenetrarse con otros, creo que debería de haber la opción de hacer deportes y también danza», comenta a Scenikus Rosenvinge.

«La OTI me demostró que yo no podía ser un soldado del mainstream». Probablemente, los más veteranos recuerden los primeros pasos en la música de nuestra protagonista con hits como Hago chas y aparezco a tu lado. En el fondo, esa vida de fama y éxito no era para ella y su paso por el emblemático festival de la música fue la puntilla. En aquella época estaba en un estado de rebeldía continuo: «Tuve que renunciar a los presupuestos del mainstream para acercarme a una música más personal». El tiempo le dio la razón a esta creadora que admite que: «Antes de cumplir los 20 años ya estaba sembrado todo lo que se ha desarrollado después». Con más seguridad y aprendizaje por el camino recorrido no olvida que se dedica a esto por aquella primera vez que sintió la magia del teatro cuando decidió tras ver a Lindsay Kemp en Flowers que «esto es lo que quiero hacer el resto de mi vida».

Un futuro marcado por los proyectos multidisciplinares. La creadora ha descubierto con el tiempo que: «Me interesan los proyectos multidisciplinares ya que ganas en capacidad de expresión». Cuando hace música se inspira en películas, poesía, teatro y es que «todas las artes están interrelacionadas entre sí y si eres capaz de hacerlo te va a dar una capacidad de expresión mucho más personal que si te limitas a escuchar los éxitos del momento». Está en un momento lleno de apasionantes encargos para otros como la canción de cierre de la esperadísima serie Maricón Perdido de Bob Pop. Es una letra que condensa toda la historia. Todo lo que hace la lleva mucho tiempo ya que se define como muy obsesiva y por eso en este caso también se quiso documentar al máximo sobre el tema LGTBI y el protagonista de esta historia que seguro llegará al corazón de los espectadores. En definitiva: «Todos esos matices están presentes en lo que haces otorgándole autenticidad a tu trabajo». Con la mirada puesta en el futuro del sector cultural, este tiempo de pandemia con la aparición de Scenikus Streaming y otras plataformas ha demostrado que se ha abierto  «un campo de posibilidades maravilloso al poder acceder a los espectáculos de aquellos sitios a los que no puedes ir», concluye la artista.

Otros artículos

Pin It on Pinterest

Share This