La esencia de la economía colaborativa

por | Abr 7, 2021 | Desarrolla tu negocio artístico

¿Qué significa economía colaborativa? Es un concepto empresarial novedoso fundamentado tanto en las nuevas tecnologías como en las redes de cooperación. Abarca todas aquellas actividades que suponen un intercambio entre los particulares de bienes y servicios a cambio de una compensación pactada entre ambas partes.

En ocasiones se presenta como que estos bienes o servicios no están siendo adecuadamente utilizados, y con estas condiciones, gracias a la economía colaborativa una persona puede beneficiarse de ellos mientras que el propietario está obteniendo una ganancia. Por ello, al gasto de bienes y servicios de forma colaborativa entre particulares se le conoce como consumo colaborativo.

Anteriormente, el consumo colaborativo se limitaba a nuestro ámbito geográfico y círculo más cercano. Sin embargo, gracias a Internet, es posible conectar con personas de todo el mundo con intereses en común.
La existencia de un gran número de productores y consumidores, la transparencia del mercado que permite la información más completa, la inexistencia de barreras y la digitalización de la sociedad y la crisis económica han favorecido al desarrollo de los nuevos modelos de negocio y las nuevas formas de consumo.

La economía colaborativa, al tratarse de una economía pactada entre particulares, tiene una serie de desventajas:

Falta de regulación legislativa y competencia desleal. Nos encontramos ante un sector sin regulación que da lugar a quejas y protestas de los sectores afectados, consideran que se puede incurrir en competencia desleal porque no se puede ofrecer los servicios en las mismas condiciones.

Desprotección del consumidor. El consumidor final no cuenta con garantías de la calidad del producto, o de que las personas con las que se está compartiendo sean de confianza y no generen problemas. Son los riesgos que se corren a cambio de un precio más bajo.

No todo es insatisfactorio, la economía colaborativa tiene otras varias ventajas estrechamente valiosas:

Optimación de los recursos. Podemos dar salida a bienes que antes no se utilizaban o que no tenían un uso al 100%.

Mayor oferta para el consumidor final. El consumidor encuentra una oferta más amplia que la ofrecida por los comercios tradicionales. Puede hacer una comparativa más amplia tanto en calidad como en el precio.

Ahorro. Gracias a la oferta de bienes y servicios de segunda mano, los usuarios acceden a unos precios inferiores a los del mercado, lo que les permite ahorrar.

Generar un ecosistema basado en el compromiso, la solidaridad y la generación de ideas. Estas ideas van de la mano de emprendedores con nuevos negocios, generando empleo, riqueza e innovación en nuestro lienzo empresarial.

SCENIKUS, como plataforma colaborativa, somos una organización de crecimiento exponencial nacida de la inquietud artística y empresarial de sus fundadores.
Una forma de vida para aquellos que creen en la capacidad de emocionarse a través de una nota; a través de un movimiento que se evapora quedando en la retina para siempre; a través de la palabra que llega al fondo del corazón hasta producir un efecto beneficioso e irreversible.

SCENIKUS es el intermediario entre el cliente y el artista. Pone a disposición del artista todas las funcionalidades que le permiten vender su espectáculo, a la vez que pone a disposición del cliente un extenso catálogo de espectáculos, herramientas de búsqueda, medios de pago y de comunicación con el artista.

Definimos también estos otros conceptos como ejemplos y sectores sobre la economía colaborativa:

Transporte colaborativo. Compartir tu viaje en coche. Ejemplos: BlaBla Car, Uber.

Alojamiento corporativo. Compartir una habitación de tu casa o el apartamento completo cuando no se encuentra habitado. Ejemplos: Airbnb, HomeAway.

Financiación colaborativa. Se manifiesta de diversas maneras:

Crowdfunding. Financia los proyectos emprendedores a partir de pequeñas aportaciones de varias personas. Ejemplo: Verkami.
Crowdlending. Préstamos entre particulares que permiten financiar proyectos o facilitar el consumo y la inversión a tipos de interés más bajos que los bancos. Ejemplo: Zank.
Intercambio de divisas entre empresa. Ejemplo: Kantox.

Comercio colaborativo. Compraventa de segunda mano. Ejemplos: Ebay, Wallapop, Chicfy, Vinted.

Conocimiento colaborativo. Compartir conocimientos de manera altruista. Ejemplos: Wikipedia, realizar MOOCS (un curso a distancia, accesible por Internet al que se puede apuntar cualquier persona, sin límites de participantes) en Coursera o intercambiar y aprender idiomas en HelloTalk.

Espacios colaborativos. En diversos aspectos como compartir maletero con Shipper, compartir trastero con LetMeSpace o compartir espacio de trabajo y experiencias en los “coworking”.

Otros tipos. Tenemos ejemplos como Comprea (hacer la compra y recibirla en casa, el shopper gana un dinero extra y el comprador comodidad) o Compartoplato (compartir tu comida).

Otros artículos

Pin It on Pinterest

Share This